07 octubre 2006

Legislación chilena para el desarrollo sostenible


Algo hemos avanzado desde que la Constitución de 1980 reconoció a todas las personas un derecho fundamental a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, como asimismo al establecer las garantías necesarias para una adecuada protección de ese derecho. A parte del derecho que nos da la constitución a vivir en un medio ambiente libre de contaminación existen otras cuestiones constitucionales que tienen una dimensión ambiental importantísima y que han sido un poco menos exploradas en pro de la conservación del patrimonio ambiental. Por otra parte existe la aplicación e interpretación de los preceptos de la Ley de Bases del Medio Ambiente, la que rige a cabalidad desde principios del año 1997, el sistema nacional de gestión ambiental a través de la Ley Nº 19.300.
Mediante la comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) se creó la actual Comisión como un servicio público que depende del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, sin derogar las competencias de los ministerios y otros servicios públicos, y que sentó las bases para un Sistema Nacional de Gestión Ambiental. La Comisión Nacional del Medio Ambiente es la institución del Estado que tiene como misión promover la sustentabilidad ambiental del proceso de desarrollo y coordinar las acciones derivadas de las políticas y estrategias definidas por el gobierno en materia ambiental.
La mayor regulación ambiental a lo largo de los noventa trajo consigo una serie de normativas que, en general, se tradujeron en desembolsos importantes para las empresas.
A partir de la década de los noventa, el Desarrollo Sustentable se constituyó en una meta compartida por gran parte de la sociedad y se pusieron en marcha acciones tendientes a establecer las bases generales de una normativa más específica que promoviera estrategias en este sentido. Antes de esta fecha, las acciones se basaban principalmente en lo establecido por la Constitución Política de 1980.
Constitución Política del Estado (1980)
Garantiza, como derecho fundamental el vivir en un medio ambiente libre de contaminación, entregando al Estado el deber de tutelar y preservar la naturaleza y el patrimonio ambiental. Para dar cumplimiento a lo anterior, la ley puede establecer restricciones específicas al ejercicio de determinados derechos o libertades, por cuanto la actividad económica y social debe realizarse en armonía con la protección al medio ambiente.
Varios (a partir de 1993)
Se promulga la Ley Indígena y se crean instituciones como el Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM), el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), el Fondo Nacional para la Discapacidad (FONADIS), la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) y otros, pasando a ser este conjunto de cuerpos legales un pilar fundamental para abordar los diversos desafíos de la problemática social, cultural y ambiental nacional, fijando criterios institucionales y regulatorios que comprometen las acciones del Estado, del sector privado y de la ciudadanía.
Ley N° 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente 1994
Definió el Desarrollo Sustentable; creó la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA), como ente coordinador de los Sistemas Nacional y Regionales de gestión ambiental. Este mismo cuerpo legal creó los principales instrumentos de Gestión Ambiental: la Educación Ambiental, el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, las Normas de Emisión y de Calidad Ambiental, y los Planes de Prevención y de Descontaminación, estableciendo en todos ellos instancias de participación ciudadana.
Decretos supremo N° 93 y 94, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia 1995
En ellos se establece un procedimiento detallado para la formulación de normas ambientales (Normas de Emisión y Normas de Calidad) y Planes de Prevención y Descontaminación. Hasta ahora se han trabajado normas en materia de agua, aire, ruido, residuos sólidos y contaminación lumínica.

Política Ambiental para el Desarrollo Sostenible,aprobada por el Consejo Directivo de Ministros de CONAMA 9 de enero de 1998
Inspirada en los principios de integración y participación. El primero se refiere a la necesidad de incorporar la dimensión ambiental en las políticas públicas, entendiendo que la gestión ambiental es transversal y debe orientarse hacia lograr calidad de vida, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo productivo. El segundo principio asegura la participación ciudadana en el proceso de desarrollo sostenible, cautelando los intereses colectivos e individuales.
Decreto Supremo N°90 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Crea el Consejo de Desarrollo Sostenible (CDS) 5 de junio de 1998. Publicado en el Diario Oficial el 24 de octubre de 1998
Se creó tomando en consideración los compromisos internacionales asumidos por el país en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD, Río de Janeiro, 1992), con el objeto de involucrar efectivamente a los diversos actores sociales y agentes económicos en el proceso de toma de decisiones relativa al Desarrollo Sostenible. Junto con esto, se buscaba hacer frente a los grandes desafíos que impuso la implementación de la llamada Agenda 21.La Agenda 21 o Plan de Acción en pro del Desarrollo Sostenible, es el texto definitivo de los acuerdos logrados por 178 gobiernos en la CNUMAD en 1992, razón por la cual también se le conoce como Cumbre de la Tierra. Si bien los acuerdos no son jurídicamente vinculantes, los Estados signatarios están de acuerdo en reconocer que ellos imponen una obligación moral de plena vigencia.
Los Consejos Nacionales de Desarrollo Sustentable (CNDS) corresponden a una iniciativa surgida en la Cumbre de la Tierra, efectuada en Río de Janeiro en 1992. No se trata de un compromiso vinculante para los países signatarios de los acuerdos allí alcanzados, sino de una recomendación contenida en diversos capítulos de la Agenda 21 , que es el plan de acción para el desarrollo sustentable acordado por los países en Río. La finalidad de estos consejos es el asegurar la participación de los diferentes grupos sociales nacionales en los procesos de toma de decisión respecto del desarrollo sustentable y en la puesta en acción de Agenda 21.
]
Rol del Consejo de Desarrollo Sustentable de Chile
El CNDS de Chile, llamado el Consejo de Desarrollo Sustentable (CDS), es un órgano asesor del Presidente de la República, cuya función principal es el estudio y la proposición de acciones de impulso y resguardo del desarrollo sustentable, lo cual realiza mediante la acción concertada de agentes públicos y privados, para así, asegurar la participación de los grupos sociales nacionales en las decisiones relativas a dichos propósitos.
La creación del Consejo se estableció en el Decreto Supremo Nº 90 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, y publicado en el Diario Oficial el 24 de octubre de 1998; y refleja la coincidencia de propósitos entre los compromisos asumidos por el país en la Cumbre de la Tierra, realizada en Brasil en 1992, y la Política Ambiental del gobierno, en cuanto a la efectiva participación ciudadana en las resoluciones relativas al medio ambiente.
En el cumplimiento de su función, corresponderá al Consejo:
-Informarse anualmente del estado del desarrollo sustentable del país;
-Presentar al Presidente de la República un informe que contenga una visión concertada del desarrollo -sustentable a mediano y largo plazo;
-Presentar al Presidente de la República, en un documento de público conocimiento, sus sugerencias y propuestas en materia de desarrollo sustentable.
De este cometido se desprende que una de las tareas principales de este Consejo Presidencial es la construcción de consensos sobre las políticas de desarrollo sustentable y medio ambiente. El forjamiento de acuerdos sobre estas materias permitirá al Consejo presentar las orientaciones y prioridades de su visión de sustentabilidad para el Chile del Siglo 21, asesorando de esta manera al Presidente de la República